El mejor tiramisú de Roma

 

Si has leído alguno de los dos posts que por el momento hemos escrito sobre la isla italiana: “Cerdeña, la perla del Mediterráneo” o “las 10 mejores playas de Cerdeña” habrás captado el interés que tenemos por el país transalpino. Y es que para nosotros Italia es como España. Cada región es totalmente diferente a la otra y tiene mucho que aportar cultural y gastronómicamente.

Hablar de Italia sin duda alguna es hablar de comer y comer bien. Tienen una rica gastronomía que no se basa solamente en la pasta. El postre italiano más internacional es el TIRAMISÚ. Tirare su en italiano vendría a ser algo así como dar un subidón. Según me explicaban en clase de italiano en Cagliari (Carlos), sería como un subidón que te querría dar gracias a que uno de los ingredientes principales es el café (y los italianos de otra cosa no, pero de café saben. ¡Buah! y como lo preparan: con tanto amor…). Hay diferentes historias sobre el nacimiento del postre como por ejemplo que fue un postre para un Duque que estaba algo “bajonero”, otras que fue un presente para un Primer Ministro italiano y una tercera vía habla que nació entre burdeles en la región del Véneto (su capital es Venecia).

Así que con esta introducción, ahora sí, nos gustaría compartir con vosotros dónde hemos probado el mejor tiramisú de Roma. Sabemos que hay una pastelería famosísima donde venden el tiramisú para llevar… Pero nosotros te proponemos un restaurante céntrico y muy acogedor donde podréis degustar un tiramisú riquísimo de una forma tranquila y relajada. Las 3 veces que hemos visitado la capital italiana nos hemos alojado en hoteles diferentes, pero las 3 veces hemos hecho una parada en el Restaurante Trattoria Tritone: su dueño es de esos tipos que llevan el negocio en la sangre y disfruta de su profesión. Y parece que transmite lo mismo a todo el personal. No verás un mal gesto sino todo lo contrario. Intentan hacerte sentir como en casa.

 

 

El turista, y nosotros lo somos, es muy bien recibido en este negocio de tradición familiar. Tiene un menú diario a un precio razonable que no llega a los 20 euros donde quedarás más que satisfecho. Si por el contrario prefieres comer a la carta el ticket medio ronda los 30 euros.

Nuestra primera vez, descubrimos el sitio por casualidad. Justo habíamos estado paseando por la Fontana di Trevi y deambulando por las callejuelas dimos con este lugar. Tenían el menú turista publicitado en la fachada, así que decidimos entrar. Abrimos la puerta y justo en la pared de la derecha vemos un montón de fotografías de gente famosísima que había estado comiendo en el restaurante. Eso nos asustó un poco, porque no sabíamos si el menú turista iba a ser un gancho para luego tomarnos el pelo. ¡Pero no! ¡Fue todo un acierto! Y desde entonces hemos vuelta si el destino nos ha llevado de vuelta a Roma.

 

 

En nuestra última visita a Roma volvimos al Restaurante Trattoria Tritone. Esta vez, era un día festivo y no estaba disponible la opción del menú turista, así que comimos a la carta. Como no podía ser de otra manera, de postre (Jose babeaba con solo leer la carta de postres), nos pedimos un tiramisú para compartir. Esperábamos un tiramisú bien presentado en el plato acorde al resto del menú. ¡No fue así! Era un tiramisú “tirado” en el plato. Aunque la presentación no fuera la bomba, fue darle una cucharada y la explosión de sabor intenso fue espectacular y los 7 u 8 euros que cuesta el postre bien los vale. La verdad que nos dejó un grandísimo sabor de boca (y nunca mejor dicho).

 

 

Y así como cuenta la leyenda si tiras una moneda a la Fontana de Trevi, volverás a Roma, nosotros la tres veces que hemos ido lo hemos hecho (bueno, Jose nunca la ha tirado), sabemos que seguro que hay una cuarta. Y como no, seguro que volvemos al Tritone y a por su tiramisú, aunque a la próxima no compratiremos 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Despensa Viajera