Cómo llegar a Cerdeña desde España

Como ya os hemos comentado en algún otro post, hemos estado cuatro veces en Cerdeña. Dos de ellas hemos ido en avión, que fueron las dos primeras, y las dos últimas decidimos cambiar de medio de transporte y nos desplazamos hasta Cerdeña en barco, embarcando nuestro propio coche.

Si decides viajar en avión es tan sencillo como reservar los vuelos y alquilar un coche para recorrer la isla. ¡El coche es imprescindible! Puedes elegir volar al sur de la isla, Cagliari, o al norte, Alghero.

En cambio, si decides viajar en barco, necesitarás conocer algunos consejos que seguro te serán muy útiles.

¿Con qué compañía?

Grimaldi. Es la única que une nuestra península con la isla sarda.

 

 

¿Desde dónde sale? ¿Y dónde llega?

Desde Barcelona. Y llegarás a Porto Torres, una ciudad al norte de la isla italiana.

¿Qué tipo de barco es?

Es como un mini crucero. La compañía italiana cuenta con dos barcos: el Cruise Roma y el Cruise Barcelona. Ambos cuentan con una capacidad de algo más de 2.700 pasajeros y también tienen una bodega donde meten los coches (sobre unos 200 turismos), motos, autobuses y camiones de mercancías. Los nombres de los barcos no es una casualidad ya que el trayecto que hacen une las ciudades de Roma y Barcelona y tiene como parada intermedia Porto Torres.

 

 

 

¿Cuánto dura el trayecto?

Exactamente 12 horas. Desde Barcelona sale a las 22 horas, por lo que pasarás toda la noche en el barco. En cambio, para el regreso el barco sale a las 6 de la mañana. Así que llegarás a Barcelona a las 18 horas.

 

Si el barco sale a las 22 horas desde Barcelona, ¿a qué hora debo presentarme en el puerto?

Nuestro consejo es que llegues pronto, sobre las 18 horas, así podrás hacer el check-in sin colas en las oficinas de la terminal. Acto seguido dejarás el coche aparcado en la cola para subir al barco. Los operarios del puerto te indicarán.

Tendrás una hora y media libre para acercarte a Las Ramblas y dar un paseo. Eso sí, desde la terminal de Grimaldi hasta la estatua de Colón tendrás unos 15 minutos andando.

La vuelta es algo más dura. El barco viene de Roma y ya hay gente en el barco y también coches y camiones. Tienes que esperar a que bajen para poder subir tú. Hay que estar a las 04:00 de la mañana en el puerto. Prácticamente no duermes en toda la noche, pero en fin…

 

 

¿Cómo se accede al barco?

Cuando regreses al puerto solo una persona podrá subir en el coche y por tanto, al barco. El resto de pasajeros deberán hacerlo desde la terminal. Luego, una vez dentro del barco, ya buscas a tu compis. Lo mejor es que quedéis en la Recepción del barco. Hay muchas plantas y es fácil perderse.

Al regreso, todo es algo más descontrolado. Habrá que pasar igualmente por las oficinas de Grimaldi. Y esta vez todos subiréis en el coche para embarcar.

¿Qué tipo de acomodación existe?

Los dos barcos cuentan con camarotes cuádruples y también tienes la posibilidad de realizar el trayecto en una sala habilitada con butacas. Es una especie de habitación cine con butacas, en teoría numeradas y que puedes inclinar un poco para intentar dormir. Grimaldi vende esta sala como la bomba pero no te dejes embaucar. No vale nada y no vas a descansar.

En nuestro primer viaje en barco cogimos esta opción. Y pagamos la novatada. Al entrar flipamos un poco. La gente iba desesperada corriendo por el barco. No entendíamos el por qué hasta que vimos que se apalancaban en sofás que hay repartidos por los pasillos.

Tras localizar nuestras butacas, nos fuimos a uno de los salones donde también hay espectáculo. Mucha gente ocupaba los sofás del salón con mochilas o veías que por algún motivo se guardaban el sitio unos a otros. No sabíamos aún el por qué.

 

 

Después de cenar decidimos irnos a dormir a nuestro “cine particular”: MISIÓN IMPOSIBLE. Y no es que echaran esa peli en las TV que hay allí, es que prácticamente fue imposible dormir. Al principio, gente entrando y saliendo. Hay unos baños en la parte trasera, a los que los camioneros se aficionaban a ir cada dos por tres pero no en silencio precisamente. Las butacas hacían bastante ruido y cuando no se movía uno, se movía otro. Al fin un poco de tranquilidad y pillamos el sueño… Hasta que una pareja nos despierta a las 3 de la mañana por los ruidos que estaban haciendo al comer quicos. ¡¡¡Para flipar!!!

 

 

 

En el barco hace frío, así que una sudadera no viene mal.

A las 6 de la mañana estábamos ya hartos de las butacas. Dirección, a uno de los bares. La vista era desoladora. Gente durmiendo por los pasillos del barco, en cualquier rincón. Tirados durmiendo también en los sofás de la cafetería. Vamos, que fue ahí donde nos dimos cuenta de porqué la gente entraba rápida al barco. Resulta que la compañía vende billetes con butaca, con camarote o bien, solo el billete. Y hay bastante gente que lo pilla así, billete a palo seco: y apáñatelas como puedas. La tripulación no dice absolutamente nada.

 

 

 

En nuestro último viaje… ¡Esta vez cogimos camarote! Pero compartido. Tanto a la ida como a la vuelta nos tocó un compañero nada más. A la ida fue más tranquilito. Prácticamente se pasó toda la noche durmiendo y sin ningún percance. Pero a la vuelta, nos tocó otro compi y este se pasó todo el día levantándose, entrando, saliendo… en fin, dormimos algo menos. Lo malo del camarote, es que los miembros de la tripulación un par de horas antes de llegar al destino empiezan a llamar por megafonía en todos los camarotes para que los abandones y vayas a disfrutar de las cafeterías y restaurantes (llenas de gente tirada en los sofás).

 

 

 

 

Así que elige:

  • Billete a palo seco y apáñatelas como puedas malviviendo.
  • Butacas donde no vas a poder pegar ojo.
  • Camarote donde descansar y darte una ducha antes de la llegada a puerto.

Sabemos que volveremos más pronto que tarde a Cerdeña. ¿Cómo? Posiblemente en barco ya que el vuelo directo que había Valencia – Cagliari de Ryanair se lo cargaron hace un par de años. Así que si todo sigue igual, la mejor opción que tenemos es la de Grimaldi pero eso sí, con camarote.

 

 

2 comentarios sobre “Cómo llegar a Cerdeña desde España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Despensa Viajera