Cerdeña: Excursión por el Archipiélago de la Maddalena

En un post anterior os hablábamos de nuestra excursión por el Golfo di Orosei de Cerdeña y en esta ocasión os vamos a hablar de nuestra segunda experiencia en este tipo de aventuras marítimas.

La vez anterior, la excursión la realizamos en un barco de pescadores y como todo, tiene sus pros y contras. El pro más evidente fue el comernos los peces recién pescados y fresquísimos. Pero por contra, también hubo un gran inconveniente: la estabilidad del barco brillaba por su ausencia y algún pasajero que otro eso le afectó en mayor o menor medida (Jose por ejemplo lo pasó fatal cada vez que se subía al barco, sufriendo lo que los italianos llaman el “mal di mare”).

Así que esta vez decidimos hacer una excursión un poco diferente: alquilamos un yate y para menos personas todavía. Éramos 10 pasajeros solamente. Pero vamos a ir paso a paso. Así que vamos a ubicarnos.

 

Estábamos alojados en Palau, al norte de la isla, muy cerca de Porto Cervo (icono del lujo del Mediterráneo). Desde el puerto de Palau se puede observar alguna de las islas que forman el paradisíaco Parque Nacional del Archipiélago de la Maddalena, así que decidimos ir a conocerlas. Por el paseo marítimo de Palau, se pueden encontrar numerosos puestos que ofrecen excursiones para visitarlas. Nosotros empezamos a ver stand por stand hasta que encontramos la excursión perfecta para nosotros. Nos costó un poco más cara que la anterior y ofrecían más o menos lo mismo: excursión desde las 9 de la mañana, comida recién cocinada y bebida durante todo el día. Pagamos 100€ por persona. Lo que nos hizo decantarnos por esta y no por alguna más económica fueron diferentes cosas:

  • Visita de los principales lugares con mayor interés turístico del archipiélgao.
  • Comida incluida.
  • Número reducido de pasajeros (10 personas).
  • Y lo más importante para nosotros: esta vez íbamos con un yate con mucha mayor estabilidad y evitar así el mal di mare.

Sin duda alguna fue todo un acierto. La casualidad quiso que nos juntáramos con cuatro chicas españolas (en este viaje nosotros éramos 6) y lo pasamos genial. Nos reímos un montón todos juntos y se creó un gran ambiente.

La estabilidad del barco hizo que Jose esta vez disfrutara al 100% de todas y cada una de las increíbles playas que visitamos.

La salida del barco es a las 9:00 de la mañana por lo que aconsejamos estar un poco antes de la salida y prepararse cómodamente. Aconsejamos llevar equipo de snorkel ya que el fondo marino de la Maddalena es una auténtica pasada y no está de más llevar unas zapatillas de río o playa (cangrejeras) y así evitar algún susto con los “ricci” (erizos de mar que hay por las rocas).

La primera parada que hicimos fue en la Isola Spargi, en Cala Corsara y disfrutar de unas aguas completamente cristalinas. La parada es alrededor de una hora.

Proseguimos nuestro camino picando algo y bebiendo alguna cosa para refrescarse (la birra Ichnusa más recomendada). La siguiente parada que hicimos fue para hacernos los dientes largos. Paramos en la exclusiva Playa Rosa de la isla Budelli. En exclusiva nos referimos a que desde 1998 por una serie de normas para su conservación, se prohibió el atracar en ella. Así que solo se puede observar desde la distancia y así protegerla. Destaca sus aguas puras, cristalinas y su arena de color rosa. Este color se debe a que en esta playa van a parar los restos de coral y por ello tiene ese color. Esta playa cogió mucha fama gracias a una película de 1964 llamada “El desierto rojo” que fue allí rodada en parte. La afluencia masiva de barcos y turistas hizo que se decidiera limitar el acceso solo a la persona que allí habita en una casa para su cuidado, conservación y custodia. Esa casa, en su día era privada, pero ahora es la casa del guarda. ¿Os gustaría tener este trabajo? A nosotros sin duda alguna sí.

Seguimos hacia Cala di Santa Maria, en la Isola di Santa Maria. Allí hicimos una parada más larga y comimos. Nos ofrecieron una abundante y riquísima comida preparada allí mismo en el barco. Recordamos con bastante frecuencia el salchichón casero que nos ofrecieron y el Mirtu hecho por ellos mismo (especie de orujo). El plato principal, como no podía ser de otra manera fue pasta a la marinera. La verdad que muy rico todo. Después de una mañana intensa de nadar entre aguas flipantes, la pasta y la birra entran de muerte 🙂

La siguiente parada, la última, fue en la Isola di Caprera en la Cala Coticcio. Aquí pudimos observar numerosos bancos de peces y estuvimos como niños jugando con la gopro haciendo vídeos.

Sobre las 18:00 de la tarde se regresa al puerto. Nosotros estuvimos en esta ocasión a finales de agosto y mientras regresábamos al puerto, pudimos observar unos colores alucinantes del atardecer. ¡Idílico!

Tanto la anterior excursión que hicimos en el Golfo di Orosei, como esta por el Parque Nacional del Archipiélago de la Maddalena son más que aconsejables. Existe la posibilidad de hacer la misma excursión pero en un barco mucho más grande y con muchos más pasajeros. Nosotros aconsejamos realizar una excursión tipo esta que realizamos con el barco “Eliade” ya que el poder vivir la experiencia sin la masificación, bien justifica el precio. Además, no tendrás que preocuparte ni de comida ni de bebida durante todo el día. La experiencia de disfrutar de un día de un yate mola y mucho. ¿Os animáis? 🙂

 

2 comentarios sobre “Cerdeña: Excursión por el Archipiélago de la Maddalena

  • el 29 abril, 2018 a las 10:04
    Permalink

    Me encantan vuestros trayectos hace que Me ilusione y como no,,,,,,, plantear ir

    Respuesta
    • el 29 abril, 2018 a las 21:33
      Permalink

      Muchas gracias Amparo. No lo dudes, Cerdeña es increíble. Seguro que vas y quedas tan encantada como lo estamos nosotros con la isla 😉

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Despensa Viajera